Para saber lo que pasa por aquí...

Liberar a Edu

Ayer por la noche hemos recibido este comunicado de la Asociación Cultural de Clubes de Fútbol de Oleiros:

En el trascurso de una reunión cordial en la que participaron la Directiva del Montrove, David Calviño y el Presidente de la Asociación de Clubes; el Unión Campestre, previa decisión de su Junta Directiva, ha acordado conceder la Carta de Libertad al benjamín Eduardo Calviño.

Ambas partes han reconocido errores propios , que la situación ha llegado donde nunca debió llegar y que tanto el Campestre como el niño han resultado muy perjudicados.

Con el fin de solucionar el asunto se entrega la Carta de Libertad a David deseando que esto no vuelva a suceder y que ambas partes puedan volver a encontrarse y colaborar en un futuro.

En Montrove a 17 de Febrero de 2012.

Con esto queda zanjado el asunto del benjamín que quería jugar en el Obrero; del Delegado tránsfuga y del entrenador huído.

Es verdad que la situación llegó a niveles a los que nunca debió llegar; pero no tanto que ambas partes hayan cometido muchos errores. El padre de Edu (David Calviño) se limitó a enviar una carta a un medio de comunicación (futbolcoruna.com, del grupo Faro de Vigo y de La Opinión de A Coruña) y desde entonces, a defender la postura que expresó en esa carta sin moverse, ni hacia adelante ni hacia a trás.

El Unión Campestre de Montrove ha fallado al intentar dejar corre el asunto durante dos semanas en las que se sucedieron comentarios y declaraciones en numerosos foros de internet; comandados, sobre todo, por Alex Torres; ex-delegado del equipo del Montrove que se fue, junto con otros padres, al Obrero de Oleiros; por discrepancias con la Junta Directiva del Campestre y su manera de tratar a las categorías inferiores. Falló nuevamente a la hora de intentar silenciar a los medios, a los favorables mediante favores, a los desfavorables mediante amenazas; y esperar a que todo pasara. No se pasó.

En Oleiros TVi hemos entendido desde el principio los planteamientos de ambas partes y supimos que esto, de una manera u otra, se iba a arreglar. El debate del ruido sólo sirvió para que se extendieran amenazas de Tribunales, Abogados y Denuncias ante la Federación de otros Clubes implicados.