Para saber lo que pasa por aquí...

El último Pleno acabó en bronca

La Corporación Municipal aplicó la tijera y recortó en varios millones de euros el presupuesto para 2013 respecto a lo gastado en 2012. Intervención señaló, además, que los ingresos previstos podrían quedarse muy lejos de lograrse.

La Xunta se olvidó de nuestro Concello. Una partida de unos 100.000 euros para el Colegio en Nós; una obra que costará entre 3,5 y 4 millones que no aparecen por ningún lado. Y eso que la obra tenía que estar licitada en otoño pasado y acabada para el curso 2014/15. La obra de la N-VI desaparece de los presupuestos estatales. Esperemos que, por lo menos, acaben los tramos que están en obras y no nos dejen así.

Pero los momentos de mayor tensión se vivieron a cuenta del los proyectos que el próximo año serán acometidos con cargo al Plan de Obras y Servicios (POS) de la Diputación de A Coruña. Alternativa aprobó la totalidad de las inversiones presentadas. El resto de los grupos se quejaron de que hubiesen obras innecesarias; que obligaron a descartar otras, a su juicio más urgentes, propuestas por la oposición.

En concreto, desde el Partido Popular se quejan de que se hayan olvidado sus propuestas para reparar vías municipales (citan las Rúas Edreira, Saltoxo y A Fraga); abrir un nuevo vial en la zona de Rúa Vilarcova para dar una salida a los vecinos de una urbanización; o la instalación de paneles solares como manera de reducir la factura de electricidad de varias instalaciones deportivas municipales; y en concreto señalan los Campos de Fútbol Municipales de Os Regos y O Condús.

En la diana, actuaciones sí aprobadas como la reparación de las fachadas y repintado de la Casa do Concello o del Edificio de Obras Públicas: 68.665,20 euros en dos edificios; una cantidad que cubriría los gastos necesarios para acometer todas esas obras e instalaciones anteriores. Fuentes del Partido Popular cifran el gasto en reparaciones y la apertura de la nueva calle en Rúa Vilarcova en poco más de 48.000 euros y el resto para las instalaciones de ahorro energético. Un total de 68.120 euros; con lo que aún sobrarían 545 para pagar unas cañas.

Eso dio pie a la intervención del portavoz popular, que se preguntó en tono de guasa si quien hace los proyectos en el Concello había ido a clases de ‘pinta y colorea’. Expresiones como ‘a pintar la mona’ o aquí la oposición ‘no pinta nada’ se fueron repitiendo durante el debate para mayor sorna contra los técnicos del Concello.

Sin entrar a valorar si un portavoz de un partido puede o no faltar al respeto al personal técnico de su propio Concello o no, o a los representantes del pueblo que sean sus responsables políticos; soprende este interés por parte popular por el ahorro energético. Ya en 2010 (Alternativo no tenía la mayoría… gobernaba con el apoyo del PSOE hasta que Luis Vázquez fulminó a Covadonga Díaz en unas primarias, cuando menos, ‘íntimas’); el Alcalde sacó adelante a cuenta del POS el soterramiento de los contenedores de Santa Cristina (que bien está Santa Cristina desde entonces…;) con el apoyo en ‘petit comité’, nada más y nada menos, que de D. Pablo Cobián (¿se acuerdan?) por aquel entonces Diputado Galego y Portavoz del PP en la oposición de Oleiros. Efectivamente, en el programa del 2011 (elaborado un par de meses después de aquel pacto salvador) el PP incluía una apuesta por las instalaciones de ahorro energético en los edificios municipales.

Sí que hay que aclarar que el mantenimiento de los edificios municipales responde a planes plurianuales. Que la reparación de las fachadas de estos dos edificios hay que acometerlas sí o sí… y que para el 2014 habrá que acometer la reparación de las fachadas de otros dos si nadie no lo remedia. Se podría haber mirado la posibilidad de retrasar esas obras un año en atención al estado actual de los edificios. Pero habría que haberlo propuesto en su momento y dicha inspección tendrían que llevarla a cabo técnicos del Concello y ser valorada por los Servicios Jurídicos para que Patrimonio (de la Xunta) no se los hubiera comido ‘con patatas fritas’.

Pese a que el aspecto externo de ambos edificios es fenomenal, existen problemas de humedades que hay que reparar. Sus fachadas son de piedra y su aislamiento está por el interior. Humedades en la cámara ‘igual a’ adiós aislamiento. Evidentemente, el portavoz del PP (número 5 en la lista) no sabe esto. Pensar en que sí lo sabe y no lo dice es pensar peor. Los edificios son ‘máquinas’ (los edificios administrativos más y más ‘evidentemente’); y, exactamente igual que tu coche, no es solo’ carrocería’… que también.

No vale, pues, decir que muy mal gastar el dinero en estas cosas y no en otras. Cualquier Presidente de Comunidad de Vecinos puede tener muchas cosas en las que gastar el dinero antes que en limpiar el canalón… pero el canalón hay que limpiarlo. No me imagino yo al PP en el Gobierno Municipal saltándose a la torera los planes de mantenimiento de los edificios municipales (muchos de ellos ejemplos de prestigio de rehabilitación arquitectónica sobre edificios antiguos que gozan de la máxima protección patrimonial) para poner paneles solares en O Condús y ahorrar un 62,15% de la factura de la luz del Obrero, que puede llegar al 73% los meses de verano… aunque durante un mes de verano allí no se juegue a nada. En fin… se ahorra más.

Ojalá que esas calles se arreglen pronto y que alguien se haga cargo de las instalaciones térmicas de nuestros compos de fútbol. Como los paneles pueden ser soporte de publicidad, podría haber quien estuviera interesado en ello. Que los Clubes lo planteen que desde aquí estaremos encantados en echar una mano en lo que podamos. Pero ahora no toca. Sí que toca arreglar las fachadas de dos de nuestros edificios municipales. Porque si aparentemente están bien es porque cuando tocó la vez anterior… se hizo.

Deja un comentario