Para saber lo que pasa por aquí...

Perdidos 33 ‘kilos’

No es el anuncio de una nueva dieta de adelgazamiento… o sí; pero de adelgazamiento económico.

El Consello de Contas ha encontrado motivos para pensar que no se ha actuado con la debida diligencia a la hora de gestionar la Vía Ártabra que enlazará Sada y el norte de Oleiros con la Nacional VI, la AP-9 y, si se puede, con la A-6.

Parece que la mayor parte de la financiación de este proyecto corresponde a un préstamo de 50.000.000€ concedido por el Banco Europeo de Inversión a un interés de Euribor+0,088… (como mi hipoteca, vamos; y sin suelo); en 2009 a la entonces Xunta Bipartita.

La llegada de Feijoo paró de forma brusca todas las inversiones que se estaban realizando en ese momento. Muchas continuaron tiempo después. Entre ellas la Ártabra que acumula ya un año de retraso.

El caso es que, durante ese 2009, se hizo ‘uso’ de la totalidad del préstamo… pero sólo se pagaron 17 millones de euros de contratas de la obra. El resto, 33 millones de euros, fueron, parece ser, para tapar el enorme agujero que la Xunta de Touriño dejó como recuerdo a los PePeros recién llegados.

Con ayuda de nuestros amigos de Skycrappercity, porque para entender de esto hay que ser o político o máster en arquitectura, ingeniería, caminos, económicas y derecho; podemos decir que:

Lo que hay es lo que hay… no hay un euro más de fuera para esto. Los 33 millones se consignaron a Tesorería para enjuagar el enorme agujero que había. Lo que nos vendieron como un modelo de gestión política para salir de la crisis no fue más que una chapuza financiera para maquillar resultados de sumas y restas.

En fin. Lorbé ya no tiene enlace. Ya lo tenía difícil y ahora resulta casi una quimera. La Vía Ártabra parte de ningún sitio hacia ninguna parte y se queda por el camino.

Ya comentamos hace tiempo que la Ártabra no nacía con idea de proporcionar una alternativa a los conductores que iban hacia A Coruña; sino los que iban hacia el otro lado o pretendían esquivarla.

La excusa para no cruzar Cambre en busca de la AP-9 es que Sada ya la tiene en Santa Marta… y es verdad.

La única carretera que se iba a ‘descongestionar’ con la Ártabra era la AC-173… proporcionando una salida rápida hacia Oleiros y las carreteras de Montrove e Iñás a los conductores de
más allá de la Casa do Pobo de Dorneda; y hay quien piensa que, a lo peor, iba a descongestionarse ‘de más’.

Toca esperar a ver qué pasa.

Deja un comentario