Para saber lo que pasa por aquí...

17 pasos mejor iluminados

Los que están frente a los IES Miraflores y María Casares, el de la Cervecería Lord en pleno centro de Santa Cruz (¡Andá! ¿Había un paso de peatones ahí?); el de As Torres, el de los «patos», el de la Rúa do Ensino frente al CEIP Parga Pondal, el de A Veiga, el de la Biblioteca Rialeda, el de Montrove o el que hay frente a la recién perdida Casa Paquita.

Son algunos de los 17 puntos que mejorarán su iluminación gracias a la sustitución de las viejas lámparas de vapor de sodio por las nuevas LED: lámparas más modernas, que iluminan mejor, gastan menos, duran más y «sobreviven» aún en casod e avería.

Por el camino quedaron varios accidentes que podrían haber sido evitados y que provocaron las denuncias de vecinos y asociaciones. El último ayer mismo: un chaval resultó alcanzado en la Avenida Che Guevara cuando circulaba por la calzada en bicicleta. Un accidente extraño por como lo cuentan en la prensa; ya que apuntan a que el impacto fue frontal y en la foto se ve la rueda delantera perfecta y la trasera desaparecida…

También se harán sobreelevados varios pasos de peatones; sobre todo en la zona de Mesón da Auga en donde los vecinos llevan pidiendo mejoras de este tipo desde hace bastante tiempo.

Pero insistimos en que con todo esto no llega. Hay que pedir, además, responsabilidad a los conductores, que son los que manejan la máquina que puede hacer «pupa»; y, por supuesto, también a los peatones que no crucen de mala manera por cualquier sitio. Los pasos están situados, ya de por sí, en los lugares en los que los conductores tienen una mejor visibilidad; pero, aún así, el peatón debe esperar a estar totalmente seguro de haber sido visto antes de entrar en la calzada y de haber sido vistos por los conductores que circulan en el otro sentido antes de entrar en el otro carril.

Haber sido vistos implica que en zonas oscuras o de penumbra hay que llevar ropas que mejoren esa «perceptibilidad»… no hace falta un chaleco fosforito; pero sí algo claro. Sobre todo cuando se hace deporte en la calle.

Toda precaución es poca. Tanto cuando se juega con la vidad de los demás como, y especialmente, con la de uno mismo. RIESGO CERO.

4 Comments

Deja un comentario