Para saber lo que pasa por aquí...

Oleiros: ¿sexo gratis?

Los comentarios no dejan lugar a dudas. Sí hay «citas» en el parque de As Galeras; muchas de tipo homosexual. Pero eso quiere decir un par de cosas: una cosa es que un problema es que se produzcan ese tipo de contactos (casuales, «quedando» o en «riesgo») y otro problema muy distinto es que sea con contraprestación económica; y otra cosa es que sí, los contactos «homosexuales» son más visibles o perceptibles; pero no son los únicos ni mucho menos los mayoritarios.

La denuncia hacía hincapié en que esos contacto se producen a pleno día, si bien es cierto que durante el veranos «los días» son más largos; y que dan pie a «encontrarse» situaciones molestas.

Decir que, aunque el «contacto espiritual» se realiza en el parque, el «carnal» se produce, la mayoría de las veces, en zonas ajenas al mismo: ese parque «termina» de manera un tanto especial. Existe un proyecto de segunda fase del Plan de Galeras que llegaría hasta Bastiagueiro. Esa fase no se ejecutó en su momento y ahora el POL ha puesto su viabilidad (y sus plazos) en la cuerda.

El caso es que si «alguien» encuentra «algo»… digamos una «situación», lo hará porque se ha adentrado (y bastante) en una especie de «selva abandonada»… «junto» al parque; pero «fuera» de este.

Decir también que un concello como Oleiros tendría que tener a «alguien» más apropiado para enviar allí además (o en lugar) de la policía local. Porque si se está cometiendo un delito, a quien hay que avisar es al Juez no a La Voz de Galicia. Hay que identificar a quien está (presuntamente) cometiendo ese delito y después juzgarlo de acuerdo a las leyes y a las circunstancias que rodeen el caso. ¿O no?

Porque sorprenden ciertas declaraciones del alcalde a la Radio Oleiros de las que se hace eco la prensa local; al que parece que pillaron un poco a contrapié… o casi, casi con «esguince».

Oleiros nunca fue ajeno a ciertas prácticas. Y ahora lo es menos. Basta con echar un vistazo a cosas como esto.

Si hay algo que siempre destacamos de Ángel García Seoane es su maravilloso regate en corto y en velocidad. Un Messi de la política. Pero a la par, si hay algo que siempre le echaremos en cara (las pocas veces que se produce y casi siempre por error de esos provocados por su carácter) es que lo utilice para intentar mantener «en la berza» a todos los que tienen la «suerte» de vivir a más de 800 metros del «problema».

En Santa Cristina, menos una (o varias) «casas de putas» (por usar el mismo idioma que nuestro admirado alcalde) como Dios manda… hay prácticamente de todo. Así que decir que «eso en Oleiros no lo hay» es una verdadera falta de respeto: para «ellas», para «ellos», para sus familias, para sus vecinos (de todos ellos)… Negar ese tipo de situaciones es lo que se ha venido haciendo y los resultados son los que son.

En los últimos años se han intentado otras cosas y de allí han salido buena gente y verdaderos hijos de la gran […]; prácticamente a partes iguales. A unos los hemos integrado fácilmente. A los otros, a ver si en unos añitos…

Hay que coger el toro por los… «cuernos»

2 Comments

Deja un comentario