Para saber lo que pasa por aquí...

Revista de la Semana en Oleiros (55)

Ana María Eiroa tiene alma de vigilante… de ángel de la guarda. Desde hace 10 años retrata los efectos de un “punto negro” del tráfico en nuestro Concello. Lleva registrados más de 20 accidentes, aunque calcula que pueden ser alrededor de 50… no siempre está en casa.

Vive en nuestro lado del puente. Ese puente para el que no falta insistencia del Alcalde en demanda de una solución… una solución de ampliación. Los paneles luminosos de la Corporación reclaman desde hace tiempo una campaña “e-mail bombing” sobre el Ministerio de Fomento.

Ana María no quiere la ampliación. Para ella bastaría con cambiar el firme y colocar un radar. Ya se sabe… cuando al infractor se le rasca el bolsillo se lo piensa. Apelar a la “responsabilidad” queda muy de padre; o sea, que no suele funcionar.

Lo que sí parece que empieza a funcionar es el nuevo edificio para la Escuela de Danza, construido en la Avenida Valle Inclán (junto al Colegio). De entrada, el traslado desde A Fábrica ha permitido ampliar la oferta de plazas; tanto en Danza como en Música, la actividad que se queda en el multiusos de Santa Cristina.

El traslado permitirá también que A Fábrica acoja las Áreas de Xuventude, Edicación y Deportes de Corporación Municipal.

Ha salido a Licitación la gestión de ambos edificios; por un importe total que roza los 450.000 euros anuales.