Para saber lo que pasa por aquí...

“Os Alcaldes independentes non están representados”

Con estas palabras despachó Ángel García Seoane la elección del alcalde de Ferrol, Rey Varela, como Presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias.

Se refería a que los alcaldes que ejercen su puesto, por supuesto con los votos de sus ciudadanos, pero sin el apoyo de alguno de los partidos mayoritarios; carecen por completo de posibilidades de alcanzar siquiera una mínima representatividad dentro de la Federación.

Europa Press lo señala como el único “díscolo”… pero de puertas para dentro se sabe que la opinión es general.

A las pasadas elecciones, sólo seis alcaldes se presentaron al margen de las siglas de algún partido político “de ámbito”. Durante la pasada legislatura llegaron a ser 17; fruto, en más de la mitad de los casos, de mociones de censura con tránsfugas por medio… de esos “fumigados” por su propio partido al torcer el sentido del voto. A tal fumigación se le dio el carácter de “pacto”… quizás de lo poco que lograron “pactar” Rajoy y Zapatero en sus 8 años de desencuentro.

El caso es que movimientos (como el 15M) ponen de nuevo en el punto de mira cuestiones como la “honorabilidad” y la “independencia” en el sentido del voto del político. Entrar a debatir el carácter “grupal” (gregario) del voto de partido es algo que hizo mucho daño al PSOE y puede que se lo haga al PP.