Para saber lo que pasa por aquí...

A vueltas con la Mancomunidade

La Mancomunidade de Municipios do Área Metropolitana de A Coruña nació en 1983. Desde entonces, al acalde (que toque) en A Coruña, le corresponde su ‘presidencia’.

A Mancomunidade nunca hizo nada. Hasta 17 años después de su creación (2000… el Dépor gana la Liga); en que se usa ese instrumento administrativo para tramitar unas subvenciones procedentes de la UE para instalar puntos limpios por la Comarca. Que se sepa, es lo único que hizo en sus casi 30 años de historia.

La organización y gestión de la instalación de esos puntos limpios recayó en el Concello de Oleiros.

Pasó el tiempo, unos Concellos cedieron los terrenos para que Oleiros pudiese contratar la instalación con cargo a la Subvencióin y a las arcas de la Mancomunidade. Pero otros no hicieron los deberes. Unos no quisieron y otros no pudieron. El caso es que Culleredo, Cambre, Carral y Abegondo no pusieron los terrenos a disposición de la Mancomunidade a tiempo y los costes de la instalación de sus puntos limpios cayeron fuera del plazo para su amortización dentro de la subvención. Son cosas que pasan.

Esos gastos los asumió el Concello de Oleiros. Hasta 600.000 que, con la que está cayendo, pues indudablemente que vendrían muy bien para muchas otras cosas: indemnizar a los ricos por perder las vistas a la ría… por ejemplo.

Ahora existe otro instrumento metropolitano: El Consorcio de As Mariñas, hasta 9 Concellos que pueden compartir muchas cosas; y a los que se quiere unir A Coruña como un socio más, lo que dejaría a una abandonada Mancomunidade como una especie de cadáver administrativo.

Estos Concellos comparten sistemas medioambientales, de promoción económica, turísticos y, a corto plazo, culturales. Se quiere también aunar esfuerzos en temas como la recuperación de la Ría (auqnue cada uno tenga su idea particular de ‘para qué’) o la depuradora de aguas.

Ahora toca hablar de la incorporación de A Coruña a ese Consorcio; con el mismo o con otro nombre. Pero Oleiros no se olvida de sus 600.000 euros. Reclama que el Alcalde de A Coruña, como Presidente de la Mancomunidade, convoque a los Concellos y liquide la Sociedad; obviamente, saldando sus cuentas.

Negreira no quiere. Sus razones tendrá. Negreira no debe nada en este caso.

Documentación:
Noticia en La Opinión de A Coruña: “Oleiros pagará por la planta de Bens solo si A Coruña convoca la Mancomunidad”
Noticia en La Opinión de A Coruña: “Negreira disolverá la Mancomunidad, pero niega que deba dinero a Oleiros”