Para saber lo que pasa por aquí...

Una nota tras la puerta del puesto de socorro

Una nota colgada con chinchetas en la puerta del puesto de socorro del puerto. Encima, cuando cierra, la nota queda por dentro. Y en la playa ni se ve ni se le espera…

Es el único recuerdo de aquel ‘insuficiente’ otorgado a las aguas de la bahía del castillo.

Todos los meses, el Ministerio de Medio Ambiente realiza controles de las aguas en las zonas de baño. Todos los arenales de Oleiros obtienen la máxima calificación: ‘excelente’.

En 2010, Santa Cruz contaba con un aprobado ‘raspado’. Este 2011 se llevó su insuficiente.

El Alcalde echó la culpa de la contaminación orgánica a la descomposición de algas que se acumulan periódicamente en este arenal. Puede ser causa del mal olor, pero no de la baja calidad detectada en los análisis químicos. Normalmente, ‘contaminación orgánica’ quiere decir exactamente lo que quiere decir…

La nota en cuestión asegura que ‘NO SE RECOMIENDA EL BAÑO”… así en mayúsculas y en la más fina de las lenguas de Cervantes. La xunta queda, así, a cubierto de utilizar la interpretación de los análisis químicos como arma política contra el Concello.

Un buen amigo mío, de cuyo nombre me acuerdo perfectamente pero que me ha pedido no emplear, da otra versión distinta a la de las algas. Los controles vienen impuestos desde fuera y ahora los aprobados son mucho más duros. Los pueblos han tenido que hacer las mil y una para mantener sus arenales abiertos y aquí se ha descuidado la depuración de las aguas que vienen del río Con y del pueblo; aparte del daño que pudo hacer el año pasado el socavón y la obra en el puerto.

Sorprende la llamada de atención sobre esa inacción… cuando la zona intermareal del castillo, es decir, prácticamente toda la bahía, se ha propuesto como Espacio Natural de Interés Local para su protección ecológica.