Para saber lo que pasa por aquí...

#tualcaldetenecesita

JSQ|OPINÓN. Una buena broma. La verdad, una iniciativa con un fino sentido del humor. Irónico, atrevido, divertido y digital. Lo tenía todo para convertirse en un bomabazo.

Nos lo pasaron el mismo día 14 de junio, fecha de su publicación. Nos reímos y ya está. Era para eso, para nada más.

Diez días después aparece en La Opinión de A Coruña.

La noticia no sabe bien si enfocarse hacia lo ingenioso del chiste o hacia el retuiteo que recibió de Nuevas Generaciones del PP.

Tampoco aclara si fue recibida de manera directa o si le llegó a partir de ese retuiteo o de algún otro.

¿La noticia es que Nuevas Generaciones es capaz de retuitear? Tampoco se sabe…

Lo que sí se sabe es que nosotros (pobres aficionados) evitamos dar más bombo a esto porque es muy fácil ver intenciones políticas en donde no las hay (o sí… pero allá cada uno con eso).

La realidad es que tal tuit no fue ‘trending’ ni falta que hace que lo hubiera sido. Ahora sí lo es… La Opinión esperó a que la etiqueta fuera archivada. Pero los grandes Trending no se logran en Twitter sino en la terracita, la barra o la cola del pan. Y La Opinión logró que una buena idea, inspirada y divertida se convirtiera en “trending local”.

Esto puede tener tres consecuencias graves (funestas):

  • Que a partir de ahora la gente se guarde sus gracias para el vivo y el directo
  • Que a Tintín (el propietario del perfil) no le haya hecho ni puñetera gracia salir en La Opinión
  • Que en Oleiros no haya noticias… al menos de las que interesa poner a La Opinión

En fin… nadie se acuerda ya del tratamiento que tal medio le dio a la noticia del ‘deslinde’ de Gelo; y que fue lo que llevó a la gente a apoyar (en más o menos medida) la denuncia presentada por el PP de Oleiros contra la licencia de la casa del Alcalde.

Anda que no tendrá La Opinión cosas que afearle a nuestro alcalde… como las tendrá para afearnos a cualquiera de nosotros si vendiera periódicos con eso; como para echar mano de estas historias.

No nos vayamos a olvidar que todo este embrollo sale de ahí: las tonterías derivadas del ‘grosor del rotring’ y todas estas majaderías dignas de una telenovela venezolana (sí… venezonala, ya ves) que son las que han llevado a los juzgados a darle la razón al alcalde; y sí… como a cualquier otro vecino, habrá que indemnizarle.

Deja un comentario