Para saber lo que pasa por aquí...

La Nacional VI no es “alternativa” a nada

La gota que colmó el vaso fue el cierre por obras de A Ponte do Pedrido sobre la Ría de Betanzos entre Bergondo y Paderne, Betanzos, Miño y sus playas.

El Consorcio das Mariñas apuesta por la iniciativa que partió del Concello de Betanzos y que clama por la supresión de los peajes en toda el área metropolitana.

En concreto se pedirá la mediación de Fomento para la supresión de los peajes de Arteixo, Guísamo en Bergondo y Macenda en Abegondo.

En el fondo, la clave es que las carreteras convencionales: la AC552 en el caso de Arteixo y la Nacional VI a su paso por Oleiros, no son, ni de lejos, vías alternativas a una exigencia de movilidad rápida y fluida hacia la ciudad.

En concreto, esas dos vías discurren en buena parte de sus tramos desde esos peajes hasta el casco urbano por zonas habitadas; y su velocidad se limita a 50 e incluso menos.

Además, la Nacional VI permanece en obras desde hace años pero aún no se han proyectado soluciones eficaces a los puntos negros que soporta: cruce de O Carballo y de Perillo; ni se ve con buenos ojos la replicación de atentados urbanísticos del calibre del que se cometió en O Seixal.

En algún caso, no sólo se discuten las posibles soluciones; sino que el motivo de fricción es, todavía, las causas del atasco circulatorio que se produce día sí, día también; en la principal vía de acceso a A coruña desde Oleiros; y por consiguiente, en todas las demás.

Por otro lado y en la misma línea, el Consorcio pedirá al Concello de A Coruña que incluya en su Estudio de Movilidad el acceso de los buses interurbanos procedentes del área metropolitana hasta el centro de la ciudad.

Dos buenas ideas que veremos en qué quedan.

Deja un comentario