Para saber lo que pasa por aquí...

Gelo pasa el rodillo “de calidad”

Fueron alegaciones presentadas por el Partido Popular y por la Junta de Personal del Concello. Alternativa sacó adelante los Presupostos de 2014 con el “voto de calidad” del alcalde; ya que al faltar uno de los concejales, había “empate” en el Pleno.

Salió adelante, eso sí, la moción presentada por el BNG de Oleiros respecto a la subida de las cotizaciones a la Seguridad Social autónomos societarios y los que tienen más de 10 empleados. Curiosamente, la web del concello habla de “facilitar o acceso á liquidación do IVA”… que no entendemos muy bien a qué se refiere; pero que, suponemos, trata del rebumbio montado a nivel estatal por el cambio en la forma de presentación de las declaraciones informativas ante la AEAT, que ahora debe hacerse, con carácter obligatorio, por medios telemáticos. El caso es que Alternativa votó que sí a eso… lo que quiera que fuera.

También salió adelante la moción para exigir a la Xunta de Galicia que vele por el patrimonio propiedad de la Fundación Novacaixa.

Posteriormente, Ángel García Seoane compareció ante los medios para anunciar más querellas, denuncias y juicios contra jueces. Asistido por su abogado (que lo es también del Concello) y respaldado por todos los concejales (menos uno o una… como ya dijimos), se refirió a su último palo judicial de 60.000€ por atentar al honor de una juez.

Al parecer, la tal juez (bastante dada al “ti vai facendo”) cubrió una terraza de su casa. Al tener agotada su edificabilidad, no pudo legalizar esos metros cuadrados de más; así que optó por comprar la finca de al lado, promover una reparcelación y derribar un galpón… No lo sé… pero suena a que más que la terraza, debió de cubrir la cancha de tenis.

Tiempo después, la misma juez atendió un asunto “turbio” contra el alcalde; y, en lugar de dejarlo pasar y que fuera otro el que “condenara”, hizo suyo el tema hasta que ya nadie le hacía caso con él. Entonces lo sobreseyó (o como sea que se escriba esto).

Libre de cargos, Don Ángel aprovechó para soltar todas a la vez… y dejó un leve manto de sospecha sobre la juez a la que acusó de prevaricación. Esa acusación, de momento, cuesta 60.000€; a juicio (en 1ª Instancia) de otra juez compañera de la primera a la que se le arroja cierto tufo de “corporativismo”.

El caso es que los 60.000€ serán recurridos y la denunciante, a su vez, denunciada; esta vez sí, por vía penal para que se investigue esa presunta prevaricación que hace un par de años sólo era una bravata más de nuestro impetuoso alcalde.

Lo que tenemos claro, es que si Gelo actúa así es por algo… eso seguro. Miedo me da!

No sé que es peor, si que el alcalde sea un bocazas o que los jueces utilicen la justicia en su propio provecho y se protejan unos a otros con sentencias injustas como amenaza ante quien “ose” enfrentarse a su poder.

Bueno… sí lo sé.

PD: foto de La Opinión de A Coruña

Deja un comentario