Para saber lo que pasa por aquí...

Algo tendrá esa “Muralla de Lugo”

José Manuel Pardo Leis arrebata el trono a su compañero en el “Muralla de Lugo”, Pedro Esmorís, en la última vuelta del circuito de carrera a pié del Triatlon de Oleiros celebrado el pasado fin de semana en Mera. Recordamos a Pedro en lo más alto del pódium el año pasado. Son dos atletas muy buenos, de los mejores.

Sólo Adrián Bouzán pudo mantener el tipo contra estos dos monstruos de este deporte. Un deporte duro y solitario, para gente acostumbrada a superar retos y dificultades máximas. Pero también con ganas de disfrutar de todo cuanto Oleiros es capaz y tiene el gusto de ofrecer.

Esmorís, que había salido del agua con una ventaja que aún pudo ampliar sobre la bici, no pudo con la zancada de Pardo Leis en el durísimo circuito de carrera a pie.

Al final, todos tan amigos (pincha aquí para ver la clasificación). Una muestra más de la buena disposición: ni un mísero bocinazo pese a ser uno de esos fines de semana que quitan el hipo y tener partidazo en Riazor con pulpada a partir de las 20:00. Hasta la “Marea Verde”: una protesta contra los recortes en educación; se llevó a cabo de la manera más educada que existe y llegó a la meta entre los aplausos del público presente.

24 años ya, un evento deportivo que debe ser de los más antiguos que existen en el panorama deportivo del Triatlón español. Es curioso como en Oleiros se disputan las carreras decanas en modalidades de las que muchos otros municicpios se creen en derecho de poder ‘fardar’. Y las nuevas convocatorias, caso del Trail de Dexo el próximo fin de semana, nacen con todos los boletos para cumplir, no sé si tantos, pero uno cada año, por lo menos. Y nos referimos a lo que dicen los propios atletas tras participar en cada una de ellas: Oleiros es de lujo para esto.

Mucho ánimo, muchas gracias a todos por participar, por acercaros a mirar y por disfrutar con nosotros esas horas. Muchas gracias a la organización por hacerlo todo tan bien y unas imágenes que os dejamos para el recuerdo.

One Comment

Deja un comentario